Blogia
Atlante

Sentada por la vivienda digna

Glorieta

Lo que se ve arriba es la glorieta de España, en Murcia, el día de la sentada por la vivienda digna. Prefiero mostrar ese paisaje que a las pocas personas que se reunieron aquél día para demostrar su indignación por la situación actual.

Aunque algunos medios elogiaron con aires triunfalistas las concentraciones juveniles, lo cierto es que a aquellos lugares concertados para la protesta habían más palomas que personas, se ven allí, sobre la barandilla. Y por lo visto así sucedió en casi toda España, salvo Barcelona y Madrid, donde las concentraciones se repitieron a la siguiente semana y fueron atacadas por la policía. Pero las respuestas ciudadanas siguen y hay otra concertada para hoy mismo, 28 de Mayo.

Es curiosa la diferencia de reacción de las ciudadanías francesa y española. La primera lleva semanas mostrando cuál es el camino a seguir para evitar ser pisoteados. Nosotros demostramos una y otra vez nuestra apatía, el miedo, la indefensión con que nos enfrentamos al mundo. La sentada por la vivienda sirve de todos modos para algo, para que la gente debata y los políticos aprovechen esa circunstancia para atacarse unos a otros o para intentar demostrar su preocupación por los ciudadanos, como hacen cuando publicitan las medidas que están tomando con la nueva ley del suelo.

Aquí en Murcia y supongo que en el resto de España, parece que el peso de estos movimientos lo llevan los republicanos. En la glorieta estuvo ondeando una de las banderas creando en realidad confusión entre los viandantes que no conocían el motivo de la protesta. En LaRepublica.es se han colgado vídeos sobre la manifestación y la aparición de los antidisturbios.

En el Wiki de Escolar sigue llamándose a las concentraciones y se dan consejos para resistir pacíficamente la represión policial.

La mayoría de los españoles veremos hoy o mañana en la tele o los periódicos el resultado de estas manifestaciones en toda España. Pero esperemos que el ambiente se anime y más personas decidan abandonar la pasividad y salga a protestar pacíficamente. Que cambien las normas... o cambiamos a los políticos, no hay mensaje más efectivo contra ellos. Lo importante para la ciudadanía es no creer en los partidos ni en sus mensajes, sino tenerlos como herramienta. Las manifestaciones siembran el caos entre ellos, les ponen nerviosos y enfrentan sus intereses, es un buen camino a seguir.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres