Blogia
Atlante

ESPAÑA 1 ORIENTE 0

ESPAÑA 1 ORIENTE 0 Se abalanzaban uno sobre otro y se revolcaban por el suelo sin mirar antes a qué se arriesgaban con ello. Así era su joven espíritu en las primeras semanas de vida, plenas de jugueteos y miradas curiosas. Ya han pasado bastante más días y se constata claramente que el experimento ha sido un profundo fracaso, la influencia española ha superado contundentemente a la oriental. Los gatos peludos y trompudos sin categorizar no se han convertido en grandes guerreros, por fortuna tampoco en grandes bebedores de cerveza. Para qué pelear, fue lo que debieron de pensar cuando vieron que se podían dar a la buena vida española, a imagen y semejanza de sus mayores. Para qué. Acaso no es mejor ver el futbol u hojear las revistas de coches o de gatas peludas en lencería.

Lo siento Gatopardo, se han dado al hedonismo puramente español y no he podido hacer nada. Quizá si hubiera probado el truco del cielo y las 17 vírgenes... y los 17 ferrari...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Atlante -

Enkidu: La variedad de las especies es la que me mueve a orientalizar un poco a los chicos, a ver si el ejemplo cunde y se mueven un poco más los adultos. Pero me parece que el tema está complicado. Sin embargo, quizá me hayas dado una buena idea. Gracias...

Brisa: Claro que se puede, siempre estoy dispuesto para un beso grande y sonoro. Gracias...

Brisa -

Yo solo he pasado para dejarte un besito grande y sonoro en la mejilla ¿se puede? Muaksssss :)

enkidu -

Que quieres que te diga, amigo... la verdad, malegro un montón. Orientales ya hay por un tubo, en cambio los españoles castizos escasean cada vez más.
No es que el español castizo sea santo de mi devoción precisamente, pero comprendo que hay que preservar la variedad de las especies por el bien del planeta y esas cosas.
Besitos.

L'agüela -

Rectifico: las fotos son las de "Mis Camiseta mojada del INSERSO" que me hizo mi nieta Hermione.

Atlante -

¡Sr Muiño! Es todo un honor descubrir un comentario suyo en el blog, ya sabe usted que lo considero como un sensei para mí. Sin embargo, veo muy sospechoso que escriba precísamente en este tema en el que anuncio mis problemas con uno de mis experimentos de sociología cuadrúpeda. ¿No habrá usted influido en alguna manera? Ese aire tan golfo que acompaña a los peludos, quizá lo hayan aprendido de una eminencia en la materia (usted). Pero sabed que este fracaso no me desalentará y puede tener por seguro que en mí sigue teniendo un serio oponente para la renovación el año que viene del premio de divulgación de la psicología.

Respecto a sus palabras, veo que me está acusando de haber transmitido a los pequeños no sólo los conocimientos necesarios para adaptarse a su entorno social, sino además un conjunto de normas y tabúes propios de mi persona. Y eso tampoco es cierto, salvo en el caso de las revistas de gatas en lencería. Pero eso, a su vez, lo he adquirido de l'agüela y sus provocativas fotos, luego me declaro inocente...

Luis Muiño -

Pues yo, que quieres que te diga, no creo que tú no hayas influido en su golfería. La vida fácil suele ser la más difícil de practicar...así que en algún sitio lo habrán aprendido.
Fíjate que hablas de encerrar a tus hijos en la biblioteca...no de encerrarte con ellos.
¿Seguro que tú no tienes un lado golfo y vividor que rehuye la pelea y se da a la buena vida?¿Seguro que has intentado trasmitirles ganas de luchar?.
Yo no soy muy buen psicólogo, pero seguro que uno que sepa te saca tu lado...español ;-)

Atlante -

Ingenuo de mí, que pensé que podía superar la influencia del entorno y la de los genes únicamente con literatura. Este día sí que es triste, he descubierto que todas mis aspiraciones rozaban la irrealidad, yo que siempre he sido tan fiel a la realidad en mis experimentos.

Berenice, tienes razón, tira más el entorno que las intenciones de un omnívero bípedo responsable por su futuro. Por lo menos ya sé lo que haré cuando tenga hijos, si ese día llegara, los encerraré en la biblioteca y no los dejaré salir. Ante la falta de otro estímulo tendrán por narices que buscarlo en los libros. Esta sí que es una buena idea, no lo niegues.

Gatopardo -

Lo sabía, sabía que sacarían el parecido a la abuela, te lo dije: son igualicos que yo.

Berence -

Ve, señor Atlante? La demostración perfecta de que la influencia del medio ambiente y la sociedad en la que se desarrolla un individuo es decisiva para su posterior desarrollo: Ya puede usted meterles lecturas orientalistas, ya sea para hacer de ellos un poeta y un guerrero. Ya puede hablarles de las corrientes filosóficas europeas, ya puede volverse mico para que sean unos gatos peludos y tropudos de pro, con grandes posibilidades de alcanzar el nirvana... Luego miran a su alrededor, ven a los humanos que les rodean y a los adultos gatunos de su entorno y se lanzan a la vida muelle como unos desesperados.
Espero que haya aprendido la lección: No importa lo que hagas para educar a alguien, su entorno será mejor maestro que tú, con toda tu sabiduría.
Va, otro besito...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres